La Enfermedad – micro poemas

 

Hay ausencias que muerden
cada hueso
en la noche callada.

Soy un Gatsby sin sueño con ropa calada de tristeza.

 

Herrumbrosa noche sin luna,
cansado gesto inquebrantable,
gota a gota y lenta muerte.

 

Los eternos inquilinos del destierro,
Rechazan este sol tan inoportuno.

 

Voz trémula,
plena de aridez
y pulgas y miseria.

 

Apretados dientes /
cercenan /
bellos mediodías.

 

Un sol que no calienta 
preso tras la ventana muere.

 

Hambriento 
moliendo huesos
bañados en fría transpiración.

 

Un cuerpo resquebrajado es delicada carga para el alma.

Antesala de la vida,
flor de cuchillos.

 

Cada gramo de dolor,
borra esquinas de tu risa. 

 

Indescifrable mapa de cicatrices,
donde los condenados,
buscan porqués.

 

La vida en carne viva/ manchada a ratos/ retorciéndose calla.

Freya P.